Romper El Hábito De Compararte Con Los Demás

4.7
(107)

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos pasado por esto; pero no esta bien compararse con los demás.

Si tomas las fortalezas de los demás, y las comparas con tus debilidades, ¿Como crees que esto terminara?

¿Crees que esto te beneficiará, o que te hará sentir mejor?

Es muy importante recordar que tú eres un individuo con tu respectivo camino en la vida.

Esto significa que compararte a ti con el éxito de alguien más no abarca ningún beneficio para ti.

La verdadera clave aquí es compararse con quién eras tú ayer, cambiar esta mentalidad y proponerte metas personales.



Es Natural Compararse Con Otras Personas

Lo gracioso de esto es que, la mayoría de nosotros hacemos esto de vez en cuando, y algunos mucho más seguido.

Nadie puede negar esto.

Es de naturaleza humana el compararte a ti mismo con los demás, lo que es importante es detenerte a ti mismo cuando esto suceda.

Si comprendes que compararse con los demás no te servirá para algo bueno, es más fácil salirte de esa mentalidad una vez que te encuentres en ella.

Comprende que es una receta que asegurará una disminución en tu autoconfianza e incrementara tu infelicidad; esto tampoco es muy útil para nuestras vidas.

Tú eres la única persona que has vivido tu vida por completo y sabes todo lo que te ha sucedido, así que solo te tienes a ti mismo para compararte.

Así que ya sabes, cuando te encuentres comparándote com los demás, recuerda concentrarte en tu propio trayecto. Sí esto te funciona poco, también te recomiendo disminuir o eliminar tu uso de las redes sociales para mejorar tu perspectiva, es bastante útil.



Tu Eres Una Persona Única

Un ejemplo: Digamos que miramos y nos comparamos con alguien que crea un arte excelente y podcasts de máxima calidad en su sitio web…

Y luego miramos al arte que podemos crear y nuestras habilidades de video multimedia, y después de esto nos damos cuenta de que no estamos ni cerca de esa calidad de trabajo.

De hecho, pensamos que nuestro trabajo se ve bastante lamentable (Ya que en este ejemplo, eres un pésimo dibujante y no sabes nada sobre video)

No es una comparación justa, ¿Verdad?

El hecho de que no estés a la altura de ciertas cosas no significa que debas abandonar tus sueños, o que debas deprimirte, sentir celos, envidia o resentimiento.

En cambio, si le das un giro a tu mentalidad y analizas tus puntos fuertes, puedes ver que tienes mucho que ofrecer y mucho de lo que alegrarte.

Y esto es bastante importante; ser capaz de mirar a tus propias fortalezas y ver tu verdadero valor.

Esta es en realidad una de las piezas claves del éxito, ya que sin esta habilidad, estarías desmotivado y no creerías en ti mismo.



Romper El Hábito De Compararse Con Los Demás

Desarrolla Consciencia

Este es uno de los consejos más útiles que puedes usar para romper este ciclo de compararse con otras personas.

La mayoría de las veces que hacemos estas comparaciones ni siquiera nos damos cuenta de que las estamos haciendo.

Es un acto natural, y como resultado es algo que se hace sin consciencia.

Así que la solución es volverte consciente de esto; es decir, llevar estos pensamientos al frente de tu consciencia y estar atento de cuando sucedan. Si te concentras en estos pensamientos por unos cuantos días, se vuelve mucho más fácil.

Entre más practiques esto será mucho más difícil no darte cuenta cuando esto ocurra.

Una vez que te des cuenta y estés consciente de que estas haciendo estas comparaciones, tomate una pausa.

Para nada te regañes o te sientas mal, simplemente reconoce el pensamiento y gentilmente cambia de enfoque.



Siéntete Bien Con La Imperfección

Nadie es perfecto.

Intelectualmente, todos sabemos esto, pero emocionalmente parece que nos sentimos mal cuando no alcanzamos la perfección.

No eres perfecto y nunca lo serás; ciertamente yo tampoco.

Tenemos que aprender a estar bien con este hecho.

Seguro, hay que continuar mejorándonos, pero no pienses que algún día serás la «persona perfecta».

Si ves a esto desde una forma diferente, la imperfección es lo que te hace ser quien eres, ya eres perfecto.

Un mejor enfoque es concentrarte en lo que tú tienes, en lo que ya has sido bendecido; no en lo que no tienes.

Piensa acerca de la suerte que tienes para tener las personas en tu vida a las cuales les importas o para estar vivo en este momento.



Concentrate En Tus Fortalezas

En lugar de mirar a tus debilidades, hazte la pregunta de cuales son tus fortalezas.

¡Celébralas! Siéntete orgulloso de tus puntos fuertes.

No presumas; al contrario, siéntete bien acerca de ellas y trabaja en usarlas para tu mejor beneficio.

Al mismo tiempo, no trates de derribar a otros.

Algunas veces tratamos de criticar a los demás solo para hacernos ver o sentirnos mejor. Tratar de hacer esto para tu beneficio es destructivo para tu vida.

Estarías formando un enemigo cuando en lugar de esto podrías estar formando un amigo.

Al final, esto te daña a ti también, así que ya sabes, en lugar de esto, trata de ayudar a los demás para su éxito.

Esto brindará más éxito para tu vida.



Aprende a Amar Lo Suficiente

Si siempre quieres lo que los otros tienen; nunca tendrás suficiente, siempre querrás más y más.

Es un ciclo sin fin, el cual nunca te conducirá a la felicidad.

No importa cuantas prendas de ropa compres, no importa cuantas casas tengas en propiedad, no importa cuantos carros lujosos adquieras… Nunca te serán suficientes.

En lugar de esto, aprende a darte cuenta de que lo que tienes ya es suficiente.

Si tienes un techo sobre tu cabeza, comida en la mesa, ropa puesta y personas que te aman, déjame decirte que estás bendecido, ya tienes lo suficiente.

Cualquier cosa más que esto; y he de admitir que pienso que todos nosotros que estamos leyendo este artículo tenemos más que esto, es más que suficiente.

Siéntete bien con tu vida actual, y encontrarás la alegría.



Que bien, has llegado al final del artículo.

Aprendiste mucho hoy.

Así que ya sabes, no te enfoques en compararte con los demás, la vida no es una competencia, es un viaje.

Todos nosotros estamos en un viaje hacia encontrar algo, convertirnos en algo, aprender y crear.

Este viaje no tiene nada que ver con qué tan bien o mal les esta yendo a otras personas; o lo que tengan.

Tiene todo que ver con lo que hacemos, lo que queremos hacer y a donde queremos llegar, esto es lo único por lo que debes preocuparte.


Recuerda suscribirte para mantenerte al tanto.

¡Hasta la próxima, te deseo lo mejor!


¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 107

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?